Eduso de MENA novata: cuando surge el conflicto

Hace dos o tres días (no lo tengo claro porque estoy en el turno de noche y me pierdo), viví lo que considero mi “bautismo ofical” como educadora social de MENA. Surgió un conflicto, más bien dos, relacionados directamente conmigo.

Los educadores que trabajamos con adolescentes, ya sean como en este caso extranjeros no acompañados o de otro tipo, sabemos o deberíamos saber, que nos vamos a encontrar situaciones en las que los problemas de conducta van a ser una característica propia de nuestro trabajo.

Imagen relacionada

Si además, los adolescentes son extranjeros, con la familia muy lejos, con dificultades idiomáticas y de aprendizaje, y sobre todo, con un futuro mucho más incierto del que se esperaban… pues ya tenemos el campo abonado para que surjan crisis.

No hay una receta mágica ni solución fácil para hacer frente a estos escenarios, y además cada educador social tiene un estilo, una personalidad, y la intervención la afrontará a su manera.

A pesar de esto, creo que es importante establecer algún tipo de respuesta sistemática y compartida por todo el equipo educativo, teniendo en cuenta que no puede ser un procedimiento estereotipado que sirva en cualquier situación crítica ni con cada menor por igual. Habrá que analizar contexto, factores, meta a lograr, emociones presentes…

En mi caso, no sé si lo hice mejor o peor… el feed back recibido fue bueno, pero siempre se puede mejorar. No obstante creo que la cosa salió medianamente bien. Por supuesto, gracias a la ayuda de mis compañerxs.

Hubo reflexión, empatía, reparación de la conducta y vuelta a la dinámica.

Como educadora social no quiero quedarme en una respuesta del conflicto de tipo controladora: resultados y consecuencias, refuerzos y sanciones.

Quiero ser capaz de desarrollar una respuesta empática, reguladora, relacional y didáctica. Aunque reconozco que la primera es necesaria en ocasiones. Pero no puede ser la única ni la habitual.

En mi afán de aprender sobre el proceso de intervención, he encontrado este manual sobre la intervención socioeducativa en acogimento residencial. Me ha parecido muy interesante.

En él se habla, entre otras muchas cosas, del abordaje de los problemas de comportamiento e intervención en crisis: la utilización de castigos (perdón, “medidas educativas”), tipos de respuesta, desactivación de situaciones explosivas, y de una técnica concreta de intervención en crisis: la intervención en el espacio vital. No dejéis de echarle un ojo.

Los principales objetivos que se plantea esta técnica son:

– Aprovechar la crisis para producir un cambio.
– Enseñar autocontrol y valores.
– Ayudar a la propia comprensión de la relación entre sentimientos y conductas.
– Análisis del episodio desde el punto de vista del chico o chica.
– Asumir las propias responsabilidades.

Los efectos sobre los menores de la aplicación sistemática de este modelo de intervención son de dos tipos:

  • A corto plazo:
    · Establecer una relación de confianza con el adulto.
    · Concienciar de los efectos de la propia conducta.
    · Hacer un plan para afrontar la situación de un modo distinto la próxima vez.
    · Asumir el protagonismo del cambio.
  • A largo plazo:
    · Desarrollo de habilidades de solución de problemas.
    · Comprensión de las causas de conductas y reacciones (los chicos y chicas van mejorandos su capacidad de comprender, no sólo sus propias conductas, sino las de las personas que les rodean).
    · Mejora de autoestima.

Esta técnica proporciona seguridad a los educadores, ya que saben que están manejando el proceso y que tienen claros unos objetivos con su comportamiento, más allá del conflicto por la lucha de poder que se suele establecer (se establece, a mí me inundó la mala hostia, cosa que, por cierto, no me gustó).

Para recordarla de manera más fácil se ha recurrido a un acrónimo con la inicial de cada una de las fases que la componen:

A Apartar al chico del contexto conflictivo
E Explorar el punto de vista del chico
S Situarle ante nuestra perspectiva
C Conectar conducta con sentimientos y otros eventos
A Alternativas a discutir
P Plan para llevar a cabo en lo sucesivo
E Enrolar al chico de vuelta en la rutina

Como véis, a priori, no parece tan difícil. Luego hay que llevarla a la práctica. Cuando la situación se calienta da igual si eres adolescente o adulto. No se piensa con claridad. Por eso es importante tenerla bien interiorizada. Habrá que intentarlo ¿no?

¿Conocéis esta técnica? ¿La usáis?

¿Cómo soléis actuar en situación de conflicto/crisis con adolescentes?

Os animo a visitar el manual, en él se hace un análisis detallado de esta técnica y mucho más.

Abrazos gordos.

Comenta y comparte.

Paticipa, educa.

Cambiemos el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

La Escolaridad Hoy

Contexto de reflexión para educadores y demás profesionales de la Educación

educación familiar

ideas para fortalecer a tus hijos e hijas

Cursos educacion, integracion, trabajo social

Cursos de Formacion Permanente de educadores, animadores, integradores, trabajadores sociales

Adrián Gastón Fares

Escritor y Director de Cine argentino (nacido en Buenos Aires, Lanús) Copyright © 2006-2018 Contacto: adrian@corsofilms.com

Historias de una verdad

¿Quieres conocer sucesos que están más cerca de ti de lo que imaginas? Adéntrate y siéntelos.

ME CUIDO

UN blog donde hablamos de sexualidad, gestación y autocuidados.

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Club de MALASMADRES

Soy Mala Madre

A %d blogueros les gusta esto: