¿Qué le dices a un niño? Algunos consejos para que tus hijos se protejan

¿Qué le dices a una niña o un niño que te pregunta por Gabriel? Ayer se me encogía el corazón al pensar en el pequeño Gabriel y en su familia. Dolor y rabia. Desde aquí mando todo mi apoyo a sus padres.

Hoy dejo el dolor y la rabia a un lado para poder escribir un post que no entraba en mis planes.

Pero es que pienso en todos los peques que seguro han visto las noticias y están preguntando en sus casas por lo que le ha pasado a Gabriel. ¿Qué les decimos? ¿Cómo abordamos un tema así?

La recomendación es, primero, averiguar qué saben, qué piensan y qué sienten nuestros hijxs.

Segundo, contarles la verdad, de manera sencilla y clara, sin dramas: que hay muchas personas buenas en este mundo, pero que también hay algunas malas. Personas malas que hacen daño a los niños.

Ojo, no hay que asustarles. Evitad meterles miedo porque puede ser contraproducente. Si les pasa algo, puede que no lo cuenten en casa pensando que se les va a regañar.

Hay que ser objetivos, y puede ser un buen momento para explicarles una serie de normas de seguridad (que seguro que madres y padres ya sabéis) pero que no está de más recordar:

  • No se habla con extraños. Háblale de personas buenas y malas, y dile que los adultos no debemos pedir ayuda a los niños. En último caso, se les pide que llamen a otro adulto. Hay que decirles que no pasa nada si no son educados. Es preferible ser antipáticos que arriesgarse. El menor debe entender que puede y debe decir “no”, correr y gritar si se asusta.
  • No acercarse nunca jamás a un adulto que le pide ayuda, o le dice que le va a regalar algo, (chuches, dinero…) desde un coche.
  • No llevar su nombre visible: en la mochila del cole, en la ropa. Que nadie pueda llamarlos por su nombre y hacerse pasar por un conocido o amigo.
  • Extrema el cuidado si tu hija o hijo es tímido, callado, miedoso… No significa que no vaya a hablar con un extraño. Yo fui una niña así. Demasiado educada. Demasiado vergonzosa para haber salido corriendo. Demasiado miedo por si había metido la pata. Igual que en los casos de agresión sexual a mujeres adultas, el agresor siempre irá a por quien le parece más débil.
  • Enséñale a quién debe pedir ayuda si se pierde o si un día llegas tarde a la puerta del cole. A otras mamás o papás por ejemplo, a los profes… Enséñale que la policía está para ayudarle. No les metas miedo con la policía: “cómo te portes mal llamo al policía”, porque entonces puede que no recurra a ella. Además, debe memorizar sus datos personales, dirección y el teléfono de mamá o papá, pero avísale de darlos solo en caso de emergencia.
  • Qué no vaya solo por sitios que no conoce, mal iluminados, o por los que no pasa mucha gente. A partir de cierta edad es inevitable y sano darles autonomía, pero con responsabilidad.
  • No le obliges a dar besos, abrazos… si no quiere. Ni siquiera a conocidos o a familiares. De esto ya os hablé en otra entrada . Le estás enseñando que dar afecto de forma forzada es bueno. Desconfía de aquellos que (aunque sean familiares) fuerzan su afecto hacia el menor aún cuando este está visiblemente incómodo: si coges un bebé en brazos y llora lo sueltas, se lo devuelves a su madre ¿no? Con un niño más mayor lo natural es actuar igual. Recuerda que la mayoría de abusos sexuales se producen en el entorno más cercano al menor: familia, escuela…
  • Dialoga, escucha, dile que los secretos con las mamás y los papás no son buenos. Estrecha lazos de confianza con tus hijxs.
  • Promueve la educación sexual desde bien pequeños, tanto en casa como en los centros educativos. Este fin de semana mi sobrino de 12 años me contaba que en clase, de repente y en medio de otra actividad, la profesora había repartido compresas para las chicas y folletos explicativos para los chicos. “Porque ya os toca”. Eso no sirve para nada. Para que pasen vergüenza.

La educación sexual en los colegios debería formar parte del currículo de forma transversal desde muy pequeños (adaptada a la madurez del menor, claro está). Tened en cuenta que la mayoría de abusos sexuales se producen antes de los 13 años, si empezamos a educar a los 12, llegamos muy tarde.

Solo así será una herramienta efectiva y eficaz de prevención ante casos de abuso o agresión sexual. Os dejo una guía de Save the children sobre educación sexual en todas las etapas: “Respuestas fáciles a preguntas díficiles”.

A pesar de todo, el riesto está ahí. Tenemos que, desgraciadamente, convivir con él. Solo tenemos un arma: prevenir y educar.

Un abrazo muy fuerte hoy.

Con todo mi cariño.

Participa, educa.

Cambiemos el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

educación familiar

ideas para fortalecer a tus hijos e hijas

Adrian Gaston Fares

Disfrutá de leer las nuevas novelas, cuentos, poemas y artículos del escritor y director de cine Adrián Gastón Fares.

ME CUIDO

UN blog donde hablamos de sexualidad, gestación y autocuidados.

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

A %d blogueros les gusta esto: